Las imágenes tienen un poder increíble en tu vida

El poder de emocionarte, seducirte, provocarte miles de reacciones y emociones distintas. De traerte recuerdos, de reflejar tus sueños, miedos y deseos. De sanarte, enfermarte y conducir tu vida. Sí, ahora te lo muestro.

Asociamos una gran cantidad de emociones, pensamientos e ideas a cada imagen que vemos de modo instantáneo e inconsciente. Por ejemplo, en la imagen inferior he anotado lo que a mí me sugiere.

Pero, ¿y a ti? Posiblemente es distinto. Anótalo si quieres. Lo que asociamos a una imagen es personal, individual; pero todos hacemos estas asociaciones.

Las imágenes  relacionan fuertemente tu mundo exterior y tu mundo interior

De dentro hacia fuera:

Las imágenes que creas libremente son expresión de tu mundo interno, por ello, son grandes elementos de terapia, de autoconocimiento, de expresión emocional, etc. Las técnicas y conocimientos proyectivos te permiten reflejar y conocer  tu mundo interno, son poderosas fuentes de información concentrada del mundo psíquico y emocional.

De fuera hacia dentro:

Las imágenes externas (paisajes, fotografías, películas, vídeos, etc.) influyen fuertemente en tu estado interno emocional, en tu mente, en tus pensamientos, etc., con sólo verlas. Te conectan con emociones de bienestar o te generan sensaciones desagradables en un instante.

Observa, además, cómo a través de anuncios, fotos, películas, etc., construyes tus imágenes internas de lo que debe ser una familia, un hogar, una pareja, un hombre, una madre, una profesional, etc. Con ellas, aprendes y construyes tu mente y tus creencias, les das forma de imágenes que guardas también en tu interior como imágenes mentales representativas de tus ideas y sueños.

¿Quieres disfrutar del poder sanador de las imágenes?

Descubre mis propuestas en este enlace

Haz clic aquí

Visualizar es mucho mas que ver

Visualizar consiste en observar escenarios mentales en forma de imágenes. Las visualizaciones son historias, imágenes dinámicas, como una película.

Practicar la visualización es tan sencillo como relajarse, cerrar los ojos, y observar una historia. Pero ¡no sólo ves imágenes! Todos los sentidos se añaden a ellas.

“Visualizar una imagen es vivir una experiencia, sentirla en tu cuerpo y en tu corazón”

Cuando creamos memorias y deseos, recuerdos y sueños, predominan las imágenes, pero lo hacemos con todos los sentidos.

Compruébalo con este ejercicio práctico: Observa un recuerdo tuyo.

Seguro que puedes asociar a él olores, palabras, sonidos,músicas, emociones, texturas, sentimientos. Todo forma parte conjunta de esa “película” en nuestra mente. Por ello, las visualizaciones también contienen estos elementos relacionados con el olfato, el oído, el gusto, el tacto y los aspectos emocionales. En las visualizaciones hay músicas especiales, colores, tipos de movimiento, descripciones y palabras específicas que pretenden crear sensaciones concretas para conseguir el objetivo deseado.

¿Pero qué historia ves cuando cierras los ojos? Depende de tu objetivo y de para qué quieras usar la visualización. Construyes la historia de lo que deseas conseguir.

Fundamento técnico

Está demostrado que creamos en nuestra vida y a nuestro alrededor aquellas relaciones, situaciones y acontecimientos que tenemos grabados internamente de modo consciente o inconsciente. Fijar una idea en la mente provoca que el inconsciente esté siempre atento para aprovechar las situaciones que pueden conducir a ese objetivo

 La información mental precede al hecho

La visualización consiste en crear las imágenes y emociones internas de lo que quieres conseguir en tu vida. Cuando ejercemos nuestra responsabilidad en crear estas imágenes internas positivas y sanas, nuestra vida se dirigirá hacia ellas.

Se usa, por ejemplo, en coaching de alto rendimiento empresarial o deportivo como técnica para alcanzar grandes retos. Se utiliza como técnica de autoconocimiento (visualización creativa), y como técnica para sanar heridas o aspectos internos (visualización terapéutica).

Visualización terapéutica

La visualización terapéutica crea una imagen interna basada en elementos de sanación.

Es un tipo de visualización guiada. El terapeuta crea la imagen, historia con elementos simbólicos elegidos especialmente para sanar aspectos internos emocionales y psíquicos o relacionales.

Va explicando en una grabación de audio o en directo cómo es esa situación. Sus palabras van describiendo una escena completa, incluso con las palabras, sonidos o sensaciones asociadas.

No dejes que tus heridas te conviertan en alguien que no eres”

La imagen terapéutica que te ofrece la visualización, se convierte en un objetivo, un estado de bienestar interno al que dirigirte.

Lo que puedes obtener al practicar la visualización terapéutica es:

  • La sanación interna de heridas emocionales
  • El cambio de creencias limitantes
  • El incremento de conciencia y conciencia espiritual
  • La mejora de tu estado interior emocional
  • Y la mejora de tus relaciones personales.

¿Cómo funciona?

La imagen está diseñada con metáforas basadas en conocimientos profesionales para que tenga realmente capacidad de sanación. Al practicar la visualización guiada, construyes y anclas esta imagen sanadora en tu mente y en tu inconsciente y la asocias a un estado emocional de bienestar.

Lo fundamental para el cambio real es que, al practicar la visualización, se crean nuevas vías neuronales que dirigen tu atención a esta situación deseada.

Con la práctica, esta imagen y estado se van afianzando en ti internamente, te vas relacionando con esa situación como con una realidad a tu alcance. Progresivamente, te vas acercando internamente a ese estado deseado que estará cada vez mas a tu alcance también en la vida real.

Cuando la mente cree que es posible una situación, se activa su atención hacia ello.

Esta nueva realidad psicológica y biológica, este nuevo foco, provocará progresivamente en tu vida las oportunidades y cambios necesarios que te permitirán lograr finalmente la concordancia entre la imagen interna y la realidad externa.

Se parece al concepto y proceso de la profecía auto realizada en referencia a la confirmación de las propias expectativas, resultado de que, cuando mantenemos nuestra atención en algo firmemente, acabamos corroborándolo en la realidad.

Paulatinamente vas encontrando en tu vida momentos que puedes detectar como parecidas o cercanas a tu objetivo. Que exista en tu interior esa nueva imagen sana creada y afianzada cada vez más fuertemente en ti, te permitirá reconocer en tu vida esos momentos parecidos y sentirás que la imagen de sanación se irá manifestando a tu alrededor.

En este momento podrás transformar tu realidad, pues podrás ir tomando decisiones y actuando de modo que habrás aprendido en la visualización y alcanzar tu objetivo.

Por ello, cambiar tus imágenes internas limitantes, tóxicas o heridas, por unas imágenes sanadoras, te lleva al camino de sanar estas heridas, mejorar tus relaciones, superar tus límites e ir transformando toda tu realidad.

Si deseas conocer mis propuestas de visualización terapéutica, entra en este enlace y deja tu email para que te las pueda mandar

Entra aquí: Visualiza fácil

¡Deja tus comentarios y experiencias, me encantará conocerlas y compartirlas!