Propuesta coach: “Tu espacio sagrado, tu jardín interior”

¿Conoces ese lugar dentro de ti donde existe la paz absoluta, el silencio y la tranquilidad?

Hace un tiempo yo lo llamé “dentro de mi caparazón de tortuga”.

Es el lugar donde siempre puedes ir a estar contigo mismo sin tiempo, sin agitación, sin prisas.

Cálido, confortable, cómodo, agradable, perfumado, iluminado…

¿Quieres construir el tuyo, conocerlo? Haz este ejercicio.

Descubre tu jardín sagrado

“…lo que en este momento quisiera es que te pongas cómoda, haz varias respiraciones continuadas profundas e imagina que…

Estás en plena naturaleza… avanzas por un precioso camino, largo, sólo rodeado de naturaleza amable a tu alrededor, perfumado, con un aire ligero y luminosos rayos de sol te rodean.  

Es tu paraíso, un lugar inspirador. Respira la fragancia, anda descalza, acaricia la hierba, las flores, o ese animal que tanto te gusta y se ha acercado a saludarte. Abraza ese árbol magnífico que te gusta y siente la fuerza en su tronco, o túmbate en su sombra.

Paséate por todos los rincones del jardín.

Puedes encontrar un columpio, un riachuelo, un bosque…

Paséate en paz respirando plenamente tu momento de soledad. No existe el tiempo aquí. 

Hay lugares especiales en este jardín: 

“El árbol de los problemas”, es ese árbol majestuoso, de ramas fuerte y copa frondosa que se mece suavemente.

En sus ramas puedes colgar tus preocupaciones, él las sostiene sin problema alguno.

“El río de las soluciones”, puedes sentarte cerca de él o bañarte en sus aguas cristalinas, y su sonido te da las respuestas que buscas. 

Puedes crear todo lo que desees en él.

Respira esta paz.

Este es TU LUGAR INTERIOR, TU JARDÍN SAGRADO.

Permanece en él un momento aún, sin prisa, pasea y obsérvalo, siéntelo en tu interior….Bien. 

Cierra los ojos y viaja en él hasta que termine la música que te mecerá.

Cuando sientas la paz y el silencio en tu cuerpo, empieza a abrir los ojos despacio.

Refuerza tu proceso:

Mi propuesta es la siguiente ahora para reforzar el anclaje:

  • Haz un dibujo o crea una imagen en papel o digital de este espacio, compártela o cuélgala en un lugar especial, íntimo o privado.

¡Nos encantará conocer tus progresos!