Propuesta coach: “El espejo”

Esta propuesta es para ti sólo si:

  • Quieres dejar libres a los demás de tus conflictos internos no resueltos y tener mejores relaciones con ellos.
  • Estás decidido a descubrirte a ti mismo para crecer.
  • Sabes que tu mundo interior tiene que ver con tu mundo exterior.
  • Prefieres la verdad a los autoengaños.
  • Prefieres el cambio y el progreso personal a la desresponsabilización y la victimización.

Perfecto, vamos a ello, ¡enhorabuena!

Hoy te invito a hacerlo disfrutando de la música de Nora Jhones.

Lo primero a tener en cuenta para este ejercicio es lo siguiente: “La realidad es un juego de espejos”.

Todo lo que te rodea está también en tu interior, es un espejo, un reflejo de ti mismo.

Lo cierto es que tu visión de la realidad refleja sólo tu mirada subjetiva de cada situación, de cada persona. Filtras la realidad a través de lo que está escrito en tu interior, en tu mente, en tu mapa mental y  personal de creencias, miedos, esperanza, conocimientos etc.

Lo segundo a tener en cuenta es algo muy útil que aprendí en mi formación como terapeuta:

“El mapa no es el territorio” (Lo que ves usando únicamente tu propio mapa mental no es lo que hay, es solo lo que a ti) te parece .

¿Qué sucede con estos reflejos en las relaciones personales?

Lo que ves en los demás también es lo que tu eres.

Cada característica que te gusta o disgusta de las personas que te rodean hablan de ti.

Por ello las personas que te rodean son tus mejores maestros.

Esa persona que te molesta, disgusta que consideras horrible, o que tiene esa característica que tanto te desagrada te muestra el lado de ti que no quieres ver, que es difícil reconocer, que tu mismo has olvidado o te ocultas.

Los maestros dicen: “tu peor enemigo es tu mejor maestro”.

Te comparto el ejercicio para que puedas practicarlo cada vez con más claridad:

Mirando hacia ti para ver lo que es.

¿Cómo utilizar esta técnica?

INDAGAR DENTRO DE TI CON TOTAL SINCERIDAD

Cuando hagas afirmaciones emitiendo juicios hacia las demás personas (ej. es una mala madre, no debería trabajar tanto fuera de casa), o lo que hacen ( ej: no soporto que mi familia me juzgue todo el tiempo) busca el momento de responderte a ti mismo estas preguntas ordenadamente:

“¿Es eso verdad?”

“¿Tienes la absoluta certeza de que eso es verdad?”

“¿Cómo reaccionas cuando tienes ese pensamiento?”

“¿Puedes encontrar una razón para renunciar a ese pensamiento?”

“¿Cómo serías sin ese pensamiento?”

La INDAGACIÓN en tu interior necesita de tu tiempo dedicado a ello.

Responde cada vez de modo más concreto a los pensamientos que surjan en tu interior.

Toma una actitud de observador de tu propia mente, de ti mismo.

Ábrete a “desmontar” tus creencias y libérate de tus juicios y sentencias.

Ábrete a tu abertura y tu cambio interno y a reconocer tus miedos o fragilidades, tus partes débiles.

Sé benévolo contigo y abandona tu juicio sobre ti mismo.

Verás como respondiéndolas siempre llegarás al final de ellas descubriendo algo importante en tu interior.

Y verás como además estas respuestas te aportarán facilidad para disolver el juicio o conflicto con los demás.

Con estas 4 preguntas puedes:

  • Empezar a utilizar lo que sucede en tu vida diaria para crecer.
  • Usar a los demás para tu crecimiento diario.
  • Dejar de acusar a las circunstancias de lo que te sucede.
  • Tomar acción en tu cambio y tomar tu fuerza en ello.
  • Liberar tus relaciones personales de conflictos innecesarios.

Refuerza tu proceso:

“AMAR LO QUE ES” es el libro de Byron Katie en que nace esta propuesta de hoy. Si deseas profundizar en la técnica te lo recomiendo. Está lleno de ejemplos que te ayudarán.

Compártelo. 

¡Ya sabes que aquí tienes tu espacio para compartir y que nos encanta saber  de ti!