El Síndrome del Gemelo solitario es la consecuencia de la separación de los gemelos: durante el embarazo uno de ellos fallece y el otro sigue adelante hasta nacer y vivir. El que nace es el gemelo que se siente solo.

En muchísimas ocasiones esta pérdida pasa desapercibida por toda la familia.

Actualmente, debido a la reproducción asistida y la numerosa implantación y fecundación de óvulos para intentar asegurar el éxito en el embarazo, las muertes antes del parto son hoy aún más frecuentes

A pesar del desconocimiento, estas muertes dejan señales en muchos niveles en los gemelos que les sobreviven. Los síntomas emocionales que te cuento más adelante nos permiten reconocer al gemelo solitario.

En este vídeo podrás ver claramente un caso especial de diagnóstico, le encontraron en el cerebro literalmente “a su hermano fallecido”, pero normalmente la confirmación de la existencia de un gemelo no nacido no es como la de esta mujer.

Los síntomas emocionales

Las consecuencias emocionales del no nacimiento de un hijo, especialmente en los hermanos que le sobreviven y en la madre son muy evidentes.

En las terapias se pueden observar muy claramente.

Pese a no ser conscientes de la pérdida, en la familia estos síntomas emocionales aparecen igualmente y, debido al desconocimiento del hecho, son menos reconocidos y atendidos.

Las madres y los padres viven con una sensación de ambivalencia y tristeza delante de la pérdida de un hijo y el nacimiento de otro, ya sean pérdidas conscientes o inconscientes, espontáneos o provocados.

A veces el dolor de la pérdida es tan grande que se bloquea completamente esta memoria.

Las madres y padres pierden parte de su Ser en estos sucesos.

Los hermanos supervivientes pierden a los hermanos, y en numerosas ocasiones encuentran al nacer a madres o padres fragmentados internamente, poco presentes, que les atienden de modo impersonal o incluso les ponen el nombre del hermano fallecido. Las transferencias se dan de muchos modos distintos en este nudo emocional.

Hay demasiados duelos no hechos de este tipo.

Los duelos no vividos, los duelos no cerrados, marcan un estado emocional de dolor que se cronifica, y dejamos de relacionar esa tristeza, con la muerte del bebé.

No se hace el duelo y se puede llegar al olvido de que ese pequeño ha vivido y fallecido.

En ocasiones el dolor es tan grande que se convierte en silencio totalmente, o en secreto, para evitar el dolor del recuerdo. En estos casos el impacto en la descendencia es aún más grande desde el inconsciente, y el hermano superviente es el más sensible a ello.

“La descendencia y el árbol guardan la memoria incluso de los que no han nacido,

su existencia se manifiesta en los síntomas y los destinos de los familiares”

Te cuento ejemplos de personas que los ha podido resolver con su estudio Transgeneracional:

  • Marta, la madre de un gemelo fallecido en una etapa muy avanzada del embarazo se dio cuenta de lo siguiente analizando su  Árbol Transgeneracional:

La hija superviviente (a la que no le había contado nunca nada) se casó con un hombre que cumplía años en la misma fecha que ella: había buscado a su gemelo.

  • O el caso de un gemelo, Luís:

Para describir su sentimiento ante la rotura de una relación de pareja usaba estas palabras:

“Necesito poner toda mi atención y energía en otra persona, si desaparece siento que moriré”, “mi felicidad verdadera está totalmente atada a mi imagen junto a una mujer, a la idea de ser dos y hacer todo juntos en todo momento”.

¿Quieres saber qué es tu transgeneracional, tu genograma familiar,

cómo te ayuda y afecta la memoria inconsciente

o los secretos de tu familia?

En esta serie de 3 vídeos gratuitos te lo cuento

Pincha aquí para conocerlo 

Un tiempo después de tomar conciencia de todo ello Luís vino de nuevo a mi consulta y con toda la tranquilidad del mundo me dijo:

“Olga, tengo ganas de estar solo un tiempo y disfrutar de ello”. Me alegré por él. Su duelo interno, su separación emocional de su gemela estaba ya en una etapa avanzada. Dejó de temer la soledad y disfrutó de estar solo y también de su nueva pareja sin tener que crear una relación posesiva ni de simbiosis.

 “La unión entre hermanos gemelos es más fuerte que entre un hijo y una madre”.

P.Bourquin.

Imagínate el lazo de crearte al lado de alguien, durante ese tiempo no existe nada más en el mundo que tu cuerpo y el suyo en simbiosis total. En este vídeo puedes ver la fuerte unión entre dos gemelos recién nacidos.


Gemelos solitarios, gemelos evanescentes (vanishing twins)

El caso de los hermanos supervivientes es especial.

Los hermanos  establecen pactos entre sus almas dentro del útero. Son pactos ciegos, inconscientes, pactos de amor profundo. Vivimos la mayoría de nosotros con pactos de este tipo establecidos. Pero los gemelos sienten una unión extremadamente fuerte. Y el gemelo superviviente vive su vida sumergido en esta lealtad inconsciente.

Son pactos muy profundos,  llenos del deseo de que el otro también esté, que no se vaya completamente, que viva, que todo le vaya bien. Del deseo de seguir unidos.

Los síntomas del gemelo solitario.

En la terapia individual se reflejan en numerosas ocasiones:

Los recuerdos prenatales son memorias inconscientes, construidas dentro de la psique del hermano superviviente muy arraigadas y que se extienden a muchos ámbitos de su vida (miedo a la soledad, miedo al abandono, sensación de peligro de muerte etc).

  • Siente a la vez la pérdida de alguien, la tristeza y el deseo de la presencia de alguien.
  • Sienten tristeza, soledad, culpa, sensación de abandono permanente, de que algo o alguien falta, están en una incesante búsqueda de alguien que no saben quién es, ” sienten que les falta su media naranja y existe en algún lugar” y pueden vivir sensación de soledad pese a estar acompañados.
  • Pueden  ser personas con dificultad en crear, en mantener, en soltar, las relaciones y no es extraño que lleguen a través de una crisis o demanda  relacionada con las relaciones de pareja.

Hoy deseaba compartirte este sorprendente caso que me hizo pensar en el gran impacto del  “Síndorme del Gemelo Solitario”, y a cuántas personas afecta de modo ya conocido por ellas mismas o de modo inconsciente.Los duelos por las personas a las que amamos son siempre procesos intensos y dolorosos, pero si se acompañan de ayuda profesional pueden llegar a ser muy transformadores y muy sanadores.

Como madre te recomiendo un precioso libro que he leído recientemente de Elisabet Pedrosa, escritora y periodista. Relata su testimonio como madre para lograr seguir adelante tras el fallecimiento de su hija Gina:  “Seguiremos viviendo”, en catalán o español. Es un libro positivo y con una visión de la muerte muy sanadora.

¿Reconoces los síntomas? ¿Crees que eres un gemelo solitario? ¿Deseas más información? ¿Quieres compartir tus dudas o tu experiencia?  ¿Qué síntomas tienen más fuerza en ti?,¿Cómo lo descubriste? ¿Cuál es tu historia alrededor de este caso?.

Deja tu comentario aquí debajo.

ÚNETE A LOS 8.000 SEGUIDORES DEL FACEBOOK
¡RECIBE MIS MEJORES CONTENIDOS GRATIS! DEJA TU EMAIL AQUÍ